Conversemos

I’d like to learn more about Campaign Creators!

lectura de 6 min

Todo lo que debe saber una pyme sobre Transformación Digital

Por Dana Cano

La actual pandemia ocasionada por el Covid-19 ha obligado a casi todas las empresas a realizar cambios profundos en sus modelos de negocio.

Los impactos han sido de todo tipo: desde pequeñas modificaciones hasta quiebras inminentes, dependiendo de la industria y de la situación económica por la que pasaba la empresa en ese momento, entre algunas otras  consecuencias del Covid.19.

Pero más allá de eso, lo que sí es claro para todos es que el nivel de digitalización ha influido bastante. Las pequeñas y medianas empresas (PYMES) son las que más han sufrido más por esta coyuntura. Esto pasa principalmente porque hacer más digital o eficiente el negocio no estaba en sus prioridades, al menos hasta hace un par de meses. Los motivos pueden ser varios:

 

Tienen un enfoque equivocado:

El deseo que tienen todas las empresas es vender más y ganar más dinero. Pero en las PYMES ocurre que su objetivo es vender a toda costa, muchas veces sin pensar en el cliente y en su experiencia adquiriendo el producto. Este pensamiento los puede perjudicar a largo plazo.

 

Falta de conocimiento:

Muchas veces los dueños de pequeños negocios no saben que hay formas de promocionarse, vender y distribuir productos de forma totalmente virtual. Mejor aún, esas opciones son bastante baratas de adquirir comparados a hace unos años, o en ciertos casos, gratuitos.

 

Falta de tiempo:

Los pequeños empresarios son apasionados (“camiseta” como dirían en mi país), sobre todo en la cultura latinoamericana. Existe la creencia de que a más esfuerzo, mayores resultados. Eso no es del todo cierto. A veces es bueno detenerse un rato y pensar cómo hacer más eficiente los procesos actuales. La digitalización hace justo eso, maximizar eficiencias. Puede que al inicio se pierda tiempo, pero es una inversión que permitirá incrementar ganancias a mediano o largo plazo.

 

Tienen miedo:

Muchas veces, creen que la transformación digital es sólo un tema para las grandes corporaciones con miles de empleados, con presupuestos millonarios pagados a consultores especializados. Nada más alejado de la realidad.

 

 

Como veremos a lo largo de este artículo, las empresas pequeñas y medianas pueden comenzar con su transformación digital de manera más rápida de lo que se imaginan. Empezaremos evaluando y desmintiendo algunos mitos que suelen aparecer en estos temas.

Seguidamente mencionaremos las ventajas y desventajas que tiene una PYME a la hora de implementar la Transformación Digital versus una empresa grande. Finalmente, mencionaremos las principales estrategias para triunfar en este nuevo mundo.

Algunos mitos frecuentes

Al ser un tema relativamente nuevo y desconocido a comparación de otras tendencias empresariales, se suelen tejer algunas creencias que “asustan” a quienes quieren implementarlo, sobre todo a las pequeñas empresas. De acuerdo a la consultora Think & Action, se han identificado algunos mitos que resumimos y desmentimos a continuación:

1. Solo es tecnología:

La creencia más común. La Transformación Digital va más allá de eso. Se centra principalmente en las personas (tanto clientes como empleados). La tecnología sólo es uno de los medios.

2. No es solo una página web y redes sociales:

Si bien es importante mejorar los canales de comunicación, si la empresa no se centra en el cliente su valor será nulo. Más importante que contar con canales de comunicación, es tener una adecuada estrategia de contenidos que permita engancharte con tus clientes actuales y futuros

3. Se cambiará todo y se despedirá personal:

No necesariamente. Dependiendo de la evaluación, algunos procesos podrían seguir siendo útiles para el cliente y su experiencia, por lo que deberían mantenerse. Asimismo, en muchos casos se descubre que se necesita más personal, o el mismo equipo pero con capacitación especial, para llegar a satisfacer a nuestros usuarios.

4. Es de inversión elevada:

Otro mito muy común. A largo plazo los efectos de digitalizar tu negocio ocasionará una disminución de los costos y generará ahorros. Además, muchas herramientas digitales actuales son de muy bajo costo o incluso gratuitas.

 

¿Realmente se puede aplicar la Transformación Digital en una PYME?

 

Por supuesto que sí. Es más, tendrán menos problemas que las grandes corporaciones a la hora de aplicarlo. Las principales ventajas que cuentan las PYMES son:

 

Su tamaño y agilidad:

Al tener pocos empleados, es más fácil llegar a todos con un mensaje único. Tomar una decisión es más fácil, ya que no hay que pasar por distintos niveles de jerarquía hasta llegar al CEO o dueño del negocio, problema que sí pasa en las grandes corporaciones.

 

 

Su cercanía al cliente:

En muchos casos es el mismo dueño del negocio el que atiende a los clientes, por lo que pueden identificar más rápidamente sus necesidades y deseos. Este es uno de los pilares de la transformación digital de acuerdo a múltiples estudios. En una empresa grande, pocas veces el dueño del negocio se toma el trabajo de ver a sus clientes comprando o utilizando sus productos, por lo que no tendrá empatía con ellos a la hora de tomar decisiones.

 

 

 

 

Quiero triunfar en el mundo digital, ¿Qué debo hacer?

 

Ahora que ya sabemos que sí es posible empezar la transformación Digital en PYMES, es necesario saber qué actitudes son necesarias para triunfar en este mundo. Como mencionamos anteriormente, este es un proceso más de tipo cultural que tecnológico.

De acuerdo a Laboratoria, existen 4 estrategias para ganar en Digital. A continuación las explicaremos y aplicaremos estos consejos con ejemplos simples al entorno de pequeñas empresas:

 

1. Adoptar la Experimentación:

Para que una empresa se considere una organización que aprende todos los días, es necesario que experimente. Fallará muchas veces, pero existirán aprendizajes. Lo importante es identificar esos fallos, analizar qué sucedió e ir iterando poco a poco hasta llegar a la solución óptima de cara al cliente.

Como un pequeño ejemplo para una bodega, se puede probar ofreciéndole un servicio adicional al cliente de manera gratuita: puede ser un mejor empaque, un snack de regalo, entre otros. Trata de revisar detalles como: ¿el cliente se dio cuenta del regalo? ¿Cómo lo recibió? ¿notas que vuelve más seguido? ¿incrementa sus consumos las siguientes visitas? Mediante la observación podrás obtener información valiosa que puedes aplicar luego en tus clientes.

 

2. Innovación Abierta:

Consiste en generar la capacidad de colaborar internamente a través de todos los departamentos. A nivel de PYMES, es algo más sencillo de realizar por la poca cantidad de trabajadores. Sólo es cuestión de tener a todos los trabajadores alineados con la misma pasión por conocer al cliente.

Asimismo, también puedes empezar a realizar sinergias con otras empresas, ya sea que brinden servicios complementarios o incluso sean competidoras, todo con el fin de brindar un servicio integral al cliente.

 

 

3. Diseño basado en Data:

En este caso, lo importante es aprender a medir los resultados de las acciones que realizas y usar los datos que las métricas arrojan para poder tomar decisiones. Otro detalle importante es tratar de eliminar la subjetividad, que un solo caso puntual (bueno o malo) no forme un juicio ni sea determinante para tomar decisiones.

Debemos reconocer que contar con herramientas digitales facilita bastante la recolección de data, pero no debe ser un limitante para empezar a medir. Lo importante es ser constante en la medición y contar con una muestra representativa (no uno o dos casos) para que la información sea fiable.

Retomando el ejemplo de la primera estrategia, podrías medir: cuántas veces se dio el regalo, cuántos clientes se dieron cuenta, cuántos sonrieron, cuántos volvieron, cuánto gastaron antes y después del regalo, entre otros.

 

Captura de Pantalla 2020-06-11 a la(s) 3.56.10 p. m. 

 

4. Integración entre Canales:

Debemos empezar a pensar en “digital” no como algo paralelo al negocio físico, sino como un complemento que nos llevará un paso más adelante. Dependiendo de tu cliente y público objetivo, debes tener un mix de canales digitales y físicos. Lo importante es que la integración se sienta natural por parte del cliente.

Un ejemplo sencillo son las promociones de una tienda. Si prometes un descuento en tu canal digital (tienda virtual, redes sociales), debes asegurarte que todos los empleados que atienden al cliente sepan de la misma y lo apliquen correctamente.

 

 

Ahora ya sabes cómo empezar con el proceso de Transformación Digital en una pequeña y mediana empresa. En los siguientes posts seguiremos ahondando en este tema con el fin de ayudar, siendo una guía rápida a todo aquel que lo necesite.

 

 

Si tienes consultas sobre cómo empezar con tu proceso de Transformación Digital, en Arrivedo te podemos ayudar. Mira una demo gratuita, aquí.

New call-to-action

Descarga GRATIS este ebook: E-commerce y Covid-19

Conoce el impacto, oportunidades y retos para la industria del e-commerce y cómo recuperar el consumo de nuestros consumidores durante y después del COVID-19.

Book_Phone_COVID