Conversemos

I’d like to learn more about Campaign Creators!

lectura de 6 min

¿E-commerce o marketplace? ¿Cuál es la diferencia?

Por Dana Cano

Seguramente has escuchado o leído que en este momento de cambios, todas las empresas deberían pensar en forzosamente contar con una plataforma de e-commerce. Sin embargo, no todos conocen qué significa exactamente este concepto.

El consumidor está cambiando sus hábitos: la pandemia actual de Covid-19 nos hace pensarlo dos veces antes de salir de nuestras casas, así como si salimos, buscaremos evitar el contacto físico con otras personas, entre otras tendencias que está generando esta crisis.

En resumen, adaptarse al mundo digital será cuestión de vida o muerte para muchas empresas, y quienes no se adapten sufrirán mucho a mediano plazo, si es que no están con problemas ahora.

Este artículo tiene como propósito ayudarte a entender conceptos como e-commerce o comercio electrónico, además de diferenciarlo de otros conceptos como e-Business o marketplace. Entonces, empecemos.

 

¿Qué es un e-commerce?

Internet nos brinda miles de resultados al realizar esta pregunta. Podría parecer abrumador, pero el concepto es relativamente simple: “es el proceso de compra y venta de productos a través de medios electrónicos”.

Esto nos lleva a hacer algunas aclaraciones:

  • “Proceso de Compra y Venta”: Esto implica que sólo abarca el intercambio de bienes y servicios con sus clientes. Las empresas, para funcionar adecuadamente, realizan bastantes actividades agrupadas en procesos. Para más detalle les recomiendo buscar el concepto de “Cadena de Valor”.
  • “A través de medios electrónicos”: Si bien lo más conocido es realizar compras por Internet a través de una computadora personal, también abarcan otras tecnologías, como por ejemplo: los dispositivos móviles (celulares, tablets) y dispositivos inteligentes (Televisores, automóviles, y cualquier dispositivo que tenga funcionalidades IoT).

 

¿Qué abarca un e-commerce?

El proceso de compra y venta entre proveedores y clientes implica varias actividades relacionadas. Así como una el proceso de compra en una tienda física no es sólo el pago de un producto o servicio por parte de un cliente, sino que es una experiencia completa que empieza incluso desde antes que el consumidor entre a la tienda. En el caso del E-Commerce, las principales actividades que se deben tomar en cuenta para el correcto mantenimiento e implementación de una plataforma de este tipo son:

 

1. Promoción de la plataforma:

Al principio probablemente nadie te conozca (al menos no virtualmente), por lo que es importante contar con un adecuado plan de promoción y publicidad, tanto por medios físicos como virtuales. Depende mucho del tipo de cliente que tengas.

Realizar anuncios por Google Ads y Redes Sociales puede ser una buena opción a corto plazo, pero generar contenido de calidad para tus clientes, ayudará a generar más presencia orgánica a largo plazo (SEO).

 

 

2. Desarrollo de la tienda virtual:

Implica la construcción de una plataforma digital (puede ser web o móvil), la cual debe cumplir con una serie de criterios que permitan al usuario navegar de forma fácil, intuitiva y segura. Contar con una página de estas características facilitará el camino al cliente para que pueda convencerse y tomar una decisión de compra.

 

3. Soporte a cliente Pre-Venta:


A diferencia de la tienda física, una tienda virtual no permite la visualización en tiempo real del producto, por lo que es importante contar con una adecuada asesoría para minimizar esa falta de información por parte del futuro comprador.

Contar con un equipo de soporte en línea es la solución ideal, la cual puede absolver las dudas del cliente por chat o correo. Si no cuentas con personal dedicado, la implementación de un chabot también es una buena opción.

 

 

4. Habilitación de Medios de Pago:


Esta parte impacta directamente en la etapa de decisión del cliente. Es fundamental contar con diversas opciones de pago y contar con una plataforma que brinde seguridad a la hora de realizar el pago. Actualmente existen varias empresas que facilitan esa interfaz con todo tipo de tarjetas.

 

5. Entrega del Pedido:

También conocido como “la última milla”, es aquel periodo de tiempo entre que el pedido comprado sale de la tienda o almacén y termina en la casa del cliente. Es la parte de más tensión para este último, ya que todavía no ha recibido su producto y ya hizo un pago. Es importante minimizar el tiempo de esta etapa, y mantener informado al cliente en todo momento del status de su pedido.

 

6. Soporte a cliente Pos-Venta:

Como mencionamos en actividades anteriores, el cliente no puede tocar ni ver el producto recién hasta que lo recibe en su puerta. Como empresa es nuestra responsabilidad seguir brindándole el soporte esperado, de distintas maneras:

  • Soporte telefónico o virtual.
  • Ayuda en la instalación (en caso sean productos complejos de utilizar).
  • Facilidades de recambio o devolución.
 

Ahora que sabemos el significado de e-commerce y todo lo que abarca, explicaremos algunos conceptos que a siemple vista parecen similares, pero existen grandes diferencias y es bueno saberlas para plantear estrategias de cara al futuro como empresa.

 

E-Business, el siguiente paso:

Muchas personas confunden E-Commerce con E-Business. Esto sucede porque en muchos articulos, o incluso en cursos de comercio electrónico, hablan indistintamente de ambos conceptos, cuando realmente existe una diferencia básica entre ambos.

Se puede definir al E-Business como: “la implementación de tecnologías de la información a la empresa de manera integral, a través de todos sus procesos”. Como verán, abarca un concepto que va más allá del e-commerce.

Esto no quiere decir que si una empresa no cuenta con un Sistema de E-Business está condenada al fracaso. Un negocio puede contar con un sistema de E-Commerce y no necesariamente tener todos sus procesos informatizados. Pero a mediano o largo plazo, los beneficios de contar con una plataforma de E-Commerce te obligarán a adaptar el resto de procesos para ir a su ritmo, y eso sólo es posible digitalizando las diversas actividades empresariales.

 

Marketplace, otra alternativa:

De acuerdo a HubSpot, un marketplace es “una gran tienda de tiendas, es una plataforma de distribución dónde los ecommerces ofrecen sus productos y servicios, del mismo modo que lo hacen los centros comerciales offline con productos y servicios de las tiendas físicas.”

Por lo que la principal diferencia con una plataforma de e-commerce está en que el marketplace agrupa varios negocios en un sólo lugar web. Esto trae una serie de beneficios iniciales para los negocios como por ejemplo:

  • Contarás con acceso a grandes cantidades de público, este tipo de plataformas suelen ser más publicitadas.
  • Ahorro de costes en un primer momento, ya que ingresar a un marketplaces es más barato que generar tu propia plataforma e-commerce.
  • Credibilidad y confiana, la reputación del marketplace te avalará inmediatamente.

 

Sin embargo, también genera algunos inconvenientes, como:

  • Reducción de márgenes de venta, ya que la plataforma de marketplaces te cobrará una comisión por cada venta realizada.
  • Demora en los pagos, no recibirás el dinero de las ventas inmediatamente, sino cada cierto periodo (semanas, meses).
  • Dificultad para diferenciarte de la competencia, ya que todos estarán juntos, lo cual hará más difícil personalizar tu propuesta.
  • Adaptarse a los requerimientos y normativas de cada marketplace.

Para finalizar, un marketplace sería el equivalente a un mercado (es más, es su traducción literal del inglés). Como se puede ver en esta imagen, probablemente contarás con bastantes usuarios caminando alrededor de tus pasarelas, pero a la vez compartirás espacio con bastante competencia.

 

Entonces, ¿cómo empiezo?

Si eres un emprendedor o empresa que todavía no ha digitalizado su proceso de ventas o quiere empezara a hacerlo, les recomendamos este camino en base a la situación y recursos actuales:

  • Si eres una pequeña empresa y no cuentas con recursos económicos / tecnológicos suficientes, te recomendamos ingresar primero a un marketplace. Te permitirá conocer un poco más del mundo online y costará mucho menos que tener una plataforma e-commerce.
  • A medida que pase el tiempo, tus ventas y tu audiencia crecerá. Notarás que será más conveniente migrar a una plataforma propia de e-commerce, donde podrás personalizar mucho mejor tu propuesta de valor, además de que ya no pagarás comisiones a otra plataforma. Esto es un ahorro importante si ya empiezas a vender grandes cantidades.
  • Una vez tengas consolidada tu plataforma e-commerce, tu crecimiento será exponencial. Entonces será el momento en que pienses en implementar una estrategia de e-business que pueda soportar el negocio a largo plazo.

Si eres una empresa interesada en crear un e-commerce, un directorio online o alguna solución tecnológica para potenciar tu negocio y necesitas asesoría o más información, estaremos felices de conversar contigo, agenda una llamada con nosotros, aquí.

Descarga GRATIS este ebook: E-commerce y Covid-19

Conoce el impacto, oportunidades y retos para la industria del e-commerce y cómo recuperar el consumo de nuestros consumidores durante y después del COVID-19.

Book_Phone_COVID